Cuidados de cactus y suculentas

Los cactus son una de las plantas más resistentes a la sequía y el calor. Son unas plantas que es están completamente adaptadas a climas desérticos o semidesérticos, por lo que las temperaturas elevadas y la falta de agua son el pan de cada día. En el artículo de hoy te enseñaremos los cuidados de los cactus y crasas. Aunque no lo parezca, estas plantas también necesitan algunos cuidados. Evidentemente que al ser unas plantas muy resistentes no necesitaran los mismos cuidados que una planta como los geranios o las petunias. Pero, aun así, hay que tener en cuenta algunos cuidados de cactus y suculentas.

cactus pequeños

Origen y adaptación de los cactus a los climas desérticos

Para entender mejor el funcionamiento de los cactus y las crasas, hay que tener en cuenta su origen.

Los cactus son suculentas, pero no todas las suculentas son cactus. El grupo de las suculentas son plantas que están adaptadas a los climas áridos. Estas generalmente provienen de África. Son un grupo muy grande de plantas que entre ellas están los cactus.  Aparte de los cactus, dentro de esta especie encontramos plantas como la piña o el agave, las orquídeas, los aloes entre otras.

Los cactus son plantas de la familia Cactaceae, son plantas que se encontraron cuando se descubrió América. En este caso, se cree que el origen de los cactus es de África y que llegaron a través de semillas en pájaros migratorios y que largo del tiempo han evolucionado creando espinas, que en este caso son hojas modificadas. Los cactus, por lo tanto, evolucionaron de una marera distinta, las suculentas que encontramos en África y el viejo mundo, adaptándose a los climas desérticos de América. Pese a la creencia de un mismo origen, evolucionaron paralelamente de formas completamente diferentes con respecto a la morfología.

Las suculentas se llaman así porque evolucionaron de tal manera que generan hojas con reservas de agua, mientras que los cactus hacen troncos con reservas de agua y unas hojas muy pequeñas en forma de espinas para evitar las pérdidas de agua.

En cuanto a las suculentas, en jardinería se ha simplificado a todas esas plantas se les llama suculentas o crasas y después aquellas que presentan pinchos se les llama cactus.

Las raíces tanto en cactus como en el resto de suculentas tienen un funcionamiento bastante parecido. Muchas de ellas tienen raíces superficiales para poder absorber cualquier lluvia breve, mientras que algunas especies se han adaptado para hacer largas raíces para llegar a zonas más profundas.

Crecimiento y floración de los cactus y suculentas

Tanto algunos cactus como suculentas se reproducen mediante flor. Muchas especies de suculentas no las hacen porque se pueden reproducir por esquejes y la han perdido. En cambio, en muchos casos veremos que los cactus cuando llegan a unos estados de madurez empiezan a hacer flor. A veces, el problema es que las condiciones que encontramos en nuestro clima no son las idóneas para poder desarrollar correctamente la floración y también algunas veces los nutrientes del sustrato no son suficientes para poder generar una flor. Te dejamos algunas fotografías de cactus y crasas con su flor. Muchas de ellas son bastante espectaculares y seguro que si haces un buen cuidado de tus cactus y suculentas podrás hacer que te florezcan.

¿Cómo cuidar los cactus y suculentas?

Los cactus y suculentas tienen unos cuidados muy parecidos. Si bien es cierto que los cactus tienen un poco más de resistencia a la sequía que las suculentas, en nuestro clima podríamos decir que es prácticamente el mismo.

¿Dónde plantar los cactus?

En primer lugar, lo que te recomendamos es que tengas en cuenta como de grande quieres que se haga el cactus. Actualmente, se han puesto de moda los cactus pequeños, ya que son muy decorativos y hay muchas especies distintas. Las macetas tan pequeñas son perfectas cuando queremos parar su desarrollo. Pero si queremos que nuestra planta vaya haciéndose cada vez más grande, necesitaremos hacer algún trasplante, pero poder dar espacio a las raíces. En segundo lugar, tenemos que saber que los cactus necesitan sol. Por lo tanto, tenemos que ubicarlos en una zona de nuestra casa o jardín que tenga mucha exposición al sol. Esto ayudará a que nuestro cactus o suculenta pueda desarrollarse correctamente. Hay algunas suculentas que no necesitan tanto sol. Para saber exactamente las necesidades de sol de tu suculenta consulta nuestra tienda donde te indicamos la exposición necesaria.

plantas crasas y suculentas

CONSEJO: Hemos tenido algunos casos que hemos visto quemaduras en tanto crasas como en cactus. En estos episodios se ha llegado a la conclusión que se habían puesto cerca de una ventana y por el efecto lupa del vidrio se ha quemado la planta. Tenlo en cuenta cuando pongas tu cactus cerca de la ventana para que no te ocurra.

¿Cada cuanto regar mi cactus o crasa?

Los cactus necesitan agua al igual que todas las plantas, pero las necesidades hídricas de estas plantas son mucho más bajas. Si tenemos un cactus pequeño podemos hacer riegos aproximadamente una vez al mes en verano y durante el año recomendamos no regar ya que suelen parar su metabolismo durante el invierno. Esto será más que suficiente para cuidar el cactus. Si tenemos un cactus más grande o queremos que se hagan más grande, podemos trasplantar y hacer algún riego más para favorecer el crecimiento del tronco y las hojas que son donde cactus y suculentas, respectivamente, almacenan su agua.

No hay que hacer riegos cuando la planta tiene el sustrato húmedo y menos en un cactus. Hay personas que se le mueren los cactus y eso generalmente esto se debe a un riego excesivo. Si te lo propones, puedes ser de los pocos que se le muera un cactus. Pero esperamos que nos hagas caso y sigas nuestros consejos.

¿Hay que abonar los cactus?

Al igual que el riego, los cactus están muy adaptados a bajas cantidades de nutrientes en el sustrato. Generalmente, el sustrato específico de los cactus tiene las propiedades perfectas de textura y drenaje. Y además también tiene parte de los nutrientes que necesitan los cactus. Te recomendamos aparte hacer periódicamente un pequeño riego con abono para cactus. En caso de que veas que tu cactus está perdiendo su color, o no está haciendo un crecimiento correcto ni creando flores, es recomendable utilizar un abono específico para cactus. Estos abonos son foliares y radiculares, por lo que puedes regar toda la planta que lo absorberá igualmente.

Encontrarás más información sobre los tipos de sustrato a utilizar en cada situación en nuestro blog sobre tierras para plantas.

Esperamos que este artículo te sirva para tener los cactus perfectos. Si se te mueren las plantas con facilidad, con estos sencillos pasos y un cactus o una suculenta que te guste estarás satisfecho. Déjanos en los comentarios tu opinión y si quieres más artículos sobre cactus y suculentas.

Tienda GermiGarden

Tu lugar para comprar plantas, semillas, bulbos y productos para el mundo vegetal. Una oferta integral para tu terraza, huerto o jardín.

GermiBox

Tu caja sorpresa de plantas y accesorios de jardinería

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

GermiBox

Tu caja sorpresa de plantas y accesorios de jardinería

10 mejores plantas enredaderas y trepadoras para tu jardín

En el artículo de hoy te presentamos una selección de las mejores plantas enredaderas o trepadoras. Te enseñaremos...

Tipos de rosales y sus características

La rosa es una de las flores más bonitas, quizás de las flores con mayor significado para los humanos. La rosa es la...

Greener, las macetas hechas con plástico reciclado

Como todos sabéis, hay una crisis mucho más importante que el Covid-19 que está pasando desapercibida. Esta crisis es...

Cómo cuidar plantas aromáticas: romero, tomillo, lavanda…

¿Te acabas de comprar un montón de aromáticas y no sabes por dónde empezar con los cuidados? Este es el artículo que...

Las plantas afrodisíacas que tienes que “meter” en tu vida

Como dice el refrán la primavera la sangre altera. Llegamos a una época de cambios, no solo de las plantas, sino...

La ruda, una planta aromática, culinaria y medicinal

Las plantas aromáticas son perfectas para cualquier jardín, ya que nos dan olor, son resistentes y además las podemos...

Mejores plantas aromáticas para cocinar e infusionar

Por si no lo sabías, en GermmiGarden también somos amantes de la cocina y la gastronomía. Usar hierbas aromáticas en...

Kentia: características y cuidados

La kentia es la reina de las plantas de interior grandes. Es una planta muy famosa por su gran adaptación a los...

¿Qué variedad de césped debo sembrar en mi jardín?

Cuando nos decidimos a poner césped en nuestro jardín o a arreglar nuestro césped, elegir las semillas adecuadas para...

¿Conoces el ave del paraíso? Cuidados de la strelitzia

Sin lugar a duda, el ave del paraíso (Strelitzia reginae) es una de las flores más espectaculares que vas a ver. En el...

Tienda GermiGarden

Tu lugar para comprar plantas, semillas, bulbos y productos para el mundo vegetal. Una oferta integral para tu terraza, huerto o jardín.

Messem, una planta tapizante y para colgar

Messem, una planta tapizante y para colgar

Si quieres una planta con flor resistente al calor y al frío y que sea resistente a la sequía, una muy buena opción es el messem. Las altas temperaturas de los veranos acaban con muchas plantas de temporada que no resisten el calor. Los mesems resisten las altas temperaturas del verano, pero...

La gerbera: ideal para todo tipo de jardines

La gerbera: ideal para todo tipo de jardines

Encontrar una planta con una flor grande muchas veces es complicado. De las más grandes son las de los girasoles, pero otra planta que también destaca por su gran flor y además en colores variados es la gerbera. Hoy te lo contamos todo sobre esta planta tan versátil porque se puede utilizar tanto...