Cómo cultivar semillas en casa (Guía definitiva)

Sembrar semillas en casa es la manera inmejorable de introducirte en la horticultura. Muchas veces nos preguntan: ¿Cómo cultivar semillas en casa? Nosotros recomendamos empezar con algún cultivo en tu huerto urbano o en algún espacio te puede ayudar en este proceso. Hay algunas hortalizas que resultan más fáciles de cultivar porque son semillas que germinan más rápido. Un claro ejemplo son la col, las lechugas, las espinacas y el brócoli. Así que, si tienes dudas, empieza con estas semillas.

Guía definitiva de cómo cultivar semillas en casa

¿Qué tipos de semillas hay?

Existen tres “clases” de semillas: las semillas que permiten una siembra directa. Estas suelen ser plantas resistentes y que gracias a unas buenas condiciones climáticas se pueden desarrollar perfectamente en el terreno. Por ejemplo, plantas de raíz como las zanahorias, los rábanos o las remolachas.

Después tenemos aquellas semillas que por sus características pueden reproducirse directamente en el suelo, pero si queremos superarnos y tener una cosecha más distribuida durante el año y a la vez tener un mejor crecimiento se plantan en semilleros. Tenemos el melón, el pepino, el calabacín y la sandía.

Por último, tenemos las semillas como las del pimiento, la cebolla, el tomate, la berenjena, la lechuga, la col, la coliflor o el puerro que necesitan germinar en semillero porque son más susceptibles a las malas condiciones climáticas. Al fin y al cabo, los semilleros crean un espacio ideal para la siembra de semillas, con un índice de germinación mucho más alto y además es un sistema que facilita el trabajo. De este modo, las semillas inician su primera fase de desarrollo, una vez germinan y la planta tiene el tamaño conveniente, es trasplantada a su terreno definitivo.

Materiales y herramientas que vamos a necesitar

Para poder sembrar correctamente las semillas en semilleros harán falta una serie de materiales y herramientas. Estos materiales los puedes encontrar en la tienda de GermiGarden tanto en el apartado de semillas como el de herramientas. Para poder cultivar semillas en casa, vamos a necesitar:

  • Semilleros: son unas bandejas con alvéolos para sembrar semillas. Están hechas de plástico resistente pero flexible. Nos permiten sembrar las semillas individualmente y poderlas reproducir en unidades. Es muy útil porque están preparadas para distintas medidas de plantel. Si vamos a sembrar una semilla que necesita mucho espacio como la de calabaza, judías o calabacín, vamos a utilizar un semillero con menos alvéolos. En cambio, si queremos sembrar lechuga o cebolla podremos emplear un semillero que tenga más alvéolos. Las ventajas de hacerlo en semilleros es que tienen unas mejores condiciones de crecimiento y aparte, ahorrarás espacio en tu parcela.
  • Porta-semilleros: son bandejas con la medida exacta de los semilleros. Estos nos servirán para el transporte de los semilleros en caso de que tengamos que desplazarlos, pero su función principal es para el riego. Generalmente, recomendaremos hacer riegos por inundación o por raíz. Estos riegos consisten en regar por debajo de los semilleros. Llenaremos los porta-semilleros de agua para que las plantas absorban el agua de una manera más natural.
  • Regadera: en caso de que no reguemos por inundación, una alternativa es regar con una regadera. Pero esta tiene que tener una alcachofa que imite el agua de lluvia. Sobre todo, hay que vigilar si vivimos en zonas que hay mucho sol a partir de primavera porque si regamos por arriba, mojaremos los brotes tiernos y estos pueden sufrir quemaduras por el sol. Por ese motivo, hay que regar en horas de poca exposición solar, evitando así quemaduras de las plantas.
  • Sustrato: generalmente se utiliza turba. Para la tierra empleada en germinación, hay que escoger un tipo de sustrato que tenga poca densidad y mucha absorción. ¿Qué conseguimos con esto? Pues que nuestro sustrato va a absorber el agua al máximo y, además, tendrá poca resistencia al crecimiento de las raíces y los tallos, lo que también es beneficioso para la correcta germinación. Usar turba, por lo tanto, es una opción genial porque cumple ambas características. También podemos usar fibra de coco, arenas, perlita o componentes poco densos mezclados con humus u otros sustratos para hortalizas, pero esto solo en algunos cultivos y con dosis de abono muy bajas, ya que pueden quemar la raíz. Emplear un sustrato de calidad es muy importante porque estaremos seguros de que está libre de patógenos como virus o bacterias y, además, estará exento de semillas, huevos e insectos.
  • Sembrador de mano: una vez tengas los alvéolos llenos de tus semillas favoritas y crezcan lo suficiente será la hora de plantar. Para ello tendremos que hacer un agujero en la tierra para poner el plantel. Este agujero se puede hacer fácilmente con un sembrador de mano. Estos sembradores están pensados para hacer un agujero apto donde quepa el plantel, además con su forma cónica dejará espacio para la planta y que se desarrollen correctamente sus raíces. Sin duda un accesorio indispensable si has considerado cultivar semillas en casa.
Guía definitiva de cómo cultivar semillas en casa
Semillas germinadas en semillero

Cómo sembrar las semillas paso a paso

1. Escoger que tipo de semillas vamos a sembrar. El primer paso es escoger los tipos y variedades que vamos a sembrar. Tener claro qué tipo de semilla plantamos y organizarlas bien es muy importante. Hay que tener siembre indicadas que semillas son de cada tipo para evitar errores. Recomendamos también consultar cómo es la asociación entre hortícolas.

Aquí tienes algunos ejemplos de cómo estas plantas se asocian. Si quieres saber más, consulta nuestro artículo de asociación de hortícolas.

HORTALIZAAsociación beneficiosaAsociación perjudicial
CALABACÍN Albahaca, cebolla, guisante, judía, lechuga, patata, maízRábano
CEBOLLABerenjena, calabacín, col, escarola, espinaca, fresa, lechuga, melón, pepino, perejil, puerro, remolacha, sandía, tomate, zanahoriaGuisante, judía, patata
JUDÍAAlbahaca, apio, berenjena, calabacín, calabaza, col, espinaca, fresa, lechuga, maíz, nabo, patata, pepino, pimiento, rábano, tomate, zanahoriaAjo, cebolla, guisante, haba, hinojo, puerro, remolacha
LECHUGAAjo, calabacín, calabaza, cebolla, col, espinaca, fresa, haba, judía, maíz, melón, nabo, patata, pepino, pimiento, puerro, sandía, tomate, zanahoria Apio, perejil
PATATABerenjena, calabacín, col, haba, judía, maíz, puerro, rábano, zanahoriaApio, calabaza, pepino, pimiento, tomate
PEPINOAjo, albahaca, apio, borraja, cebolla, col, espárrago, guisante, judía, lechuga, maíz, nabo, rábano, remolachaBerenjena, patata, tomate
PIMIENTOAcelga, ajo, albahaca, col, espinaca, guisante, judía, lechuga, puerro, rábanoPatata
TOMATE Acelga, ajo, berenjena, cebolla, col, guisante, judía, lechuga, patata, puerro, rábano, tomateHinojo, patata, pepino, remolacha
ZANAHORIAAcelga, ajo, berenjena, cebolla, col, guisante, judía, lechuga, patata, puerro, rábano, tomateApio, remolacha

2. Preparar el sustrato y los materiales. En segundo lugar, hay que preparar todos los materiales. Hay que tener los sustratos listos, en caso de que no utilizamos únicamente turba hay que mezclar los diferentes sustratos y compuestos para crear nuestro sustrato.

3. Rellenar los alvéolos. Una vez tenemos listo el sustrato hay que rellenar nuestros semilleros, recomendamos hacerlo hasta el borde y después alisar para homogeneizar superficie.

4. Humedecer las semillas. Humedecerlas con un poco de agua tibia nos ayudará a activar su metabolismo. Por lo tanto, es recomendable hacerlo unas 24 horas antes de la siembra. También recomendamos humedecer el sustrato para que se peguen las semillas y no vuelen. Sobre todo, en el caso de hortícolas que hagan las semillas pequeñas.

5. Poner las semillas en los alvéolos. Para la correcta colocación de las semillas, seguiremos esta norma general: enterraremos las semillas a una profundidad más o menos 2-3 veces su tamaño. De esta forma evitaremos que esté demasiado profunda, lo que dificultaría su germinación. Demasiado arriba también lo que perjudicaría la germinación por su exposición al sol o falta de humedad. Además, tendremos que tener en cuenta que algunas hortícolas necesitan más semillas por alvéolo. Recomendamos poner más de una semilla en los pepinos o las acelgas y más de 3 o 4 semillas en el caso de los tomates, las lechugas o los pimientos.

6. Riego abundante los primeros días. Justo después de siembra debemos hacer un riego por aspersión. El riego es muy importante, sobre todo los primeros días después de la siembra. Para ello, haremos un riego diario por inundación. De ahí que utilicemos porta-semilleros. También se puede hacer un riego con una regadera imitando la lluvia fina. Los siguientes días, al cabo de una semana, podemos espaciar los riegos.

7. Esperar a que germinen. Ten paciencia, a la hora de cultivar semillas en casa, algunas tienen un proceso de germinación más lento y pueden demorarse más de 3 semanas en función de las condiciones. Se pueden dejar en sitios calientes para potenciar el crecimiento. Por ejemplo, cerca de una ventana con luz para que estén calientes e iluminadas. Si tienes suelo radiante puedes subir la temperatura de las semillas y ayudar a que crezcan deprisa. Hay muchas soluciones para activar el metabolismo de las semillas y que se desarrollen más rápido. Cada variedad tiene un periodo distinto, consulta los tiempos de germinación en los paquetes de semillas.

¿Cómo se hace la siembra directa de semillas?

La diferencia principal entre las semillas que se tienen que sembrar en semilleros y las de siembra directa es su resistencia a las adversidades. Las semillas de siembra directa suelen ser más resistentes. Esto nos facilita el proceso de sembrado, ya que es menos tedioso. Te recomendamos cultivar semillas en casa de las dos formas.

Aunque actualmente hay muchos métodos muy distintos y no hay una manera clara de hacer la preparación del terreno, os vamos a contar el modo clásico y más extendido. Si bien es cierto que labrar es beneficioso, puesto que aireamos el suelo, arrancamos parte de las “malas hierbas” y homogeneizamos los abonos que vayamos a introducir, también es cierto que hay algunas tendencias a labrar menos evitando romper estructuras biológicas que hay en el suelo. De esta forma lo que hacemos es crear un ecosistema y una serie de sinergias que harán que tengamos un terreno mucho más preparado para cultivar. 

En el momento que tenemos el terreno listo, nos quedará hacer la siembra ubicando las semillas, previamente hidratadas en agua, en las hileras que vamos a generar. En caso de que requieran un marco de plantación específico, habrá que medir las hileras con un hilo o cuerda. Otro ejemplo es en el caso de las zanahorias donde se siembre una hilera sin ningún marco y una vez germinan, aclaramos arrancando los brotes menos fuertes y dejando un marco de plantación correcto.

Una vez sembrado el riego tiene que ser muy similar al de una siembra con semillero, aunque deberá de ser con una regadera con una alcachofa muy fina. También se puede utilizar riego por goteo. La finalidad de este riego es mantener unas condiciones de humedad estables en el suelo.

¿Cómo trasplantar correctamente?

Para trasplantar del semillero al suelo definitivo hará falta que la semilla haya germinado correctamente y este lo suficiente desarrollada para hacerlo. ¿Cómo podemos saber si una semilla está lista para el trasplante? Te recomendamos que consultes el tamaño o la cantidad de hojas verdaderas que necesitas. Podrás encontrar esta información en los sobres de semillas de cada variedad. Para plantarla en el huerto o en casa te hará falta el sembrador de mano. Este te ayudará a que los agujeros sean homogéneos. Por lo tanto, los plantarás a una profundidad correcta en todos los casos.

El marco de plantación viene condicionado por la hortícola. Por ejemplo, plantas como las tomateras necesitan un marco de plantación de entre 40 y 70 cm. En cambio, hortícolas de raíz o bulbosas como la zanahoria, la cebolla, el ajo… pueden tener una distancia menor.

Los riegos después de la plantación tienen que ser ligeramente superior. Pero siempre regando como si fuera una lluvia muy fina. Como hemos dicho anteriormente, también se puede instalar un riego por goteo automático, lo que te facilitara la tarea. Hay que tener en cuenta la época del año que hacemos el trasplante. No es lo mismo hacerlo en verano que a mediados de primavera. Los riegos en verano deberán ser más continuados porque las temperaturas son más altas y necesitamos evitar que se sequen las plantas. Pero siempre teniendo en cuenta que no debemos encharcar, ya que se puede pudrir la raíz.

Por último, hablaremos brevemente de los mantenimientos que tenemos que hacer en nuestro huerto para combatir algunas plagas. En primer lugar, queremos aclarar que si se hace un estudio de las asociaciones en nuestro huerto evitaremos problemas menores y nos facilitará la vida. Así que consulta que asociaciones de plantas te pueden ayudar contra las plagas. En segundo punto, recomendamos siempre el uso de productos no invasivos y que sean ecológicos. Es una manera de no poner productos químicos en nuestra comida. Entre ellos te recomendamos la utilización de fauna auxiliar para el control de plagas. Además, se puede complementar con productos ecológicos derivados del cobre y el azufre para los hongos.

Si hacemos un buen seguimiento del huerto veremos que, con un poco de paciencia, vamos a tener hortalizas frescas en casa

En el artículo de hoy hemos querido hacer una guía completa de cómo cultivar semillas en casa. Próximamente, iremos subiendo contenido más detallado para complementar esta guía: asociaciones de plantas en el huerto, como preparar nuestro huerto antes de sembrar, mantenimiento y como cuidar nuestras hortalizas…

Como siempre, te recomendamos que si tienes dudas nos preguntes. Somos un equipo de profesionales con más de 40 años en el sector de la horticultura y la jardinería.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tienda GermiGarden

Tu lugar para comprar plantas, semillas, bulbos y productos para el mundo vegetal. Una oferta integral para tu terraza, huerto o jardín.

Semillas híbridas: cuál es tu preferida?

Anteriormente, habíamos hablado en el blog de los tipos de semillas que podemos encontrar en el mercado. En ese...

Las frutas más consumidas en España

Nuestro país es un productor de frutas y verduras muy importante dentro de Europa. Gracias a nuestro clima y a nuestra...

Asociación de verduras en el huerto

La asociación de verduras en el huerto es muy importante y beneficiosa. Plantar plantas que tienen buenas sinergias...

Llegan las plantas de primavera: colores vivos y olores frescos

El día 20 de marzo de 2022 a las 15:33 vamos a iniciar la primavera. Esta estación preciosa que nos llena los jardines...

Los 7 superalimentos que puedes cultivar en casa

Para tener una vida sana hay que cuidarse, como no. Los pilares principales para tener una vida sana es la dieta, el...

Faunatur: fauna auxiliar ecológica contra plagas

Cuando tenemos una plaga en nuestro huerto o en nuestro jardín. Para mucha gente, la primera idea es ir a comprar...

Variedades de fresas y fresones, las más populares

Las fresas son una de las frutas por excelencia de la temporada de primavera y verano. España es un país productor de...

Mejores plantas aromáticas para cocinar e infusionar

Por si no lo sabías, en GermmiGarden también somos amantes de la cocina y la gastronomía. Usar hierbas aromáticas en...

Estos son los 7 mejores árboles frutales para tu jardín

Llega la época ideal para plantar frutales y aprovechando la ocasión, os presentamos nuestra selección de los mejores...

La revolución de las semillas híbridas

Si alguna vez has comprado semillas, te habrás dado cuenta de que existen infinidad de especies y variedades. Pero, no...

Tienda GermiGarden

Tu lugar para comprar plantas, semillas, bulbos y productos para el mundo vegetal. Una oferta integral para tu terraza, huerto o jardín.

Las frutas más consumidas en España

Las frutas más consumidas en España

Nuestro país es un productor de frutas y verduras muy importante dentro de Europa. Gracias a nuestro clima y a nuestra extensión producimos más de 28 millones de toneladas de fruta anuales. Si quieres saber que frutas producimos en más cantidad y cuáles son las frutas...

Asociación de verduras en el huerto

Asociación de verduras en el huerto

La asociación de verduras en el huerto es muy importante y beneficiosa. Plantar plantas que tienen buenas sinergias juntas ayudará a tu huerto a evitar algunas plagas y repartir mejor los nutrientes en el huerto. Las dudas que más nos llegan son: ¿Qué cultivos pueden...

Los 7 superalimentos que puedes cultivar en casa

Los 7 superalimentos que puedes cultivar en casa

Para tener una vida sana hay que cuidarse, como no. Los pilares principales para tener una vida sana es la dieta, el ejercicio y la salud mental. En relación con la dieta, sabemos que el consumo de alimentos que contengan altas cantidades de nutrientes y minerales...

Las frutas más consumidas en España

Las frutas más consumidas en España

Nuestro país es un productor de frutas y verduras muy importante dentro de Europa. Gracias a nuestro clima y a nuestra extensión producimos más de 28 millones de toneladas de fruta anuales. Si quieres saber que frutas producimos en más cantidad y cuáles son las frutas más consumidas en España,...

Asociación de verduras en el huerto

Asociación de verduras en el huerto

La asociación de verduras en el huerto es muy importante y beneficiosa. Plantar plantas que tienen buenas sinergias juntas ayudará a tu huerto a evitar algunas plagas y repartir mejor los nutrientes en el huerto. Las dudas que más nos llegan son: ¿Qué cultivos pueden estar juntos? ¿Qué plantas se...

Los 7 superalimentos que puedes cultivar en casa

Los 7 superalimentos que puedes cultivar en casa

Para tener una vida sana hay que cuidarse, como no. Los pilares principales para tener una vida sana es la dieta, el ejercicio y la salud mental. En relación con la dieta, sabemos que el consumo de alimentos que contengan altas cantidades de nutrientes y minerales esenciales para nuestro cuerpo...